ESTADO ORWELLIANO: los atletas están advertidos de no hablar mal del Partido Comunista Chino en los Juegos Olímpicos de Invierno

De estar forma, el aparato comunista quiere impedir que los atletas hablen públicamente sobre temas que el Partido prohibe, como los campos de re-educación (para algunos, concentración) de la minoría uigur.

La NGO Human Rights Watch considera que los atletas de los Juegos Olímpicos de Invierno en China se enfrentarán a un “estado de vigilancia orwelliano” por parte del Partido Comunista Chino y podrían estar en peligro si muestran solidaridad con la minoría étnica uigur.

Las leyes chinas son muy vagas en cuanto a los delitos que atentan contra la libertad de expresión. Si denuncian al Partido Comunista públicamente, los atletas podrían ser acusados por el aparato de Beijing de generar hostilidades y problemas.

Y es que el Partido Comunista ha impuesto todo tipo de delitos para minimizar la opinión pública y especialmente cualquier comentario crítico. El esquiador estadounidense Noah Hoffman, que compitió en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 y 2018, afirma que el equipo estadounidense le decía a sus atletas que no hablaran de derechos humanos durante su estancia en China por su seguridad.

A diferencia de en los Juegos Olímpicos de 2018, ahora en todo el país el Partido Comunista ha instalado tecnología de inteligencia artificial (IA) y de policía predictiva, alimentadas por Big Data, además de un amplio arsenal de censura en redes sociales y medios de comunicación.

De estar forma, el aparato comunista quiere impedir que los atletas hablen públicamente sobre temas que el Partido prohibe, como los campos de re-educación (para algunos, concentración) de la minoría uigur. Por eso, Human Rights Watch critica los próximos juegos como una operación comunista de “lavado deportivo” para enmascarar el “pobre historial de derechos humanos” del partido.

Rob Koehler, director general de la Global Athlete instó a Comisión Olímpica a apoyar a los atletas que se pronuncien a favor de los derechos humanos. El equipo de Gran Bretaña con 50 atletas ya ha proporcionado teléfonos improvisados ​​a su delegación por las preocupaciones de espionaje, mientras que otros países piden a sus deportistas que dejen sus aparatos electrónicos personales en casa.

La directora de Human Rights Watch en China, la Dra. Sophie Richardson declara que cualquiera que viaje al país para estos juegos, ya sean periodistas, atletas, entrenadores, tiene que ser consciente de que este tipo de vigilancia podría afectarle.

SUSCRÍBETE A 3MINS TV EN YOUTUBE

ÚLTIMAS NOTICIAS

SIMILARES

El Sol emitirá menos calor a la Tierra en 2050

Científicos de la Universidad de California (Estados Unidos) actualizan un estudio realizado en 2017, en el que...

GRAN HALLAZGO: Encuentran en Roma el fósil del primer lobo de Europa

El equipo de paleontólogos y geólogos italianos hicieron este hallazgo cerca de Roma. El fósil corresponde al...

La NASA crea nubes para analizar cambios atmosféricos

La NASA crea nubes artificiales para analizar el impacto en la atmósfera del reciente incremento de satélites...

Google utiliza cables submarinos para anticipar terremotos

Google comienza a utilizar sus 14 grandes cables submarinos de 112.000 kilómetros en total, para predecir terremotos...

Microsoft lanzará la nueva Xbox en noviembre

Microsoft anuncia que el lanzamiento a nivel mundial de su próxima videoconsola Xbox Series X será en...

INCREIBLE: el primer paz artificial que nada con el bombeo de su corazón hecho a partir de células madre

Investigadores de la Universidad de Harvard, en colaboración con colegas de la Universidad de Emory han desarrollado...

Rusia se prepara para atacar Ucrania a finales de enero, según el jefe de la agencia de inteligencia de defensa ucraniana

El general Kyrylo Budanov, jefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Ucrania, asegura al medio...

España anuncia la fecha en la que comenzará a donar vacunas a Hispanoamérica

España donará 7,5 millones de vacunas a Hispanoamérica cuando el 50% del país esté vacunado. El Gobierno...