Las consecuencias geopolíticas de la carrera por la vacuna del COVID-19

Análisis realizado por el equipo de Relaciónateypunto. Conoce más en: https://relacionateypunto.com/

Análisis realizado por el equipo de Relaciónateypunto. Conoce más en: https://relacionateypunto.com/

Introducción:

A situaciones extraordinarias, medidas extraordinarias. La pandemia de COVID-19 pone a prueba las capacidades políticas y económicas de los países, llevando algunos a anteponer sus intereses frente a cualquier principio ético. Este artículo explora las implicaciones políticas de la carrera por desarrollar la vacuna contra la COVID-19 en la que compiten las principales potencias mundiales.

En el actual contexto internacional, marcado por el fin de la hegemonía estadounidense y liberal de las últimas décadas, la carrera por la vacuna es una oportunidad para las principales potencias mundiales de demostrar poder por encima del resto. Hoy hay alrededor de 55 vacunas en desarrollo, siendo las más avanzadas las de Alemania, Rusia, Estados Unidos, Reino Unido y China, que ya se prueban en humanos.

Rusia y China:

Para China y Rusia, países antagonistas a los valores democráticos y liberales que rigen occidente, obtener la primera vacuna contra el virus permite dar un golpe al tablero internacional y demostrar que las reglas del juego han cambiado. Pekín y Moscú buscan aumentar su influencia internacional y acelerar el pivot to Asia, ilustrado por el desplazamiento del centro de la hegemonía internacional de occidente a Asia. Para ello, Rusia y China no han dudado en acelerar el desarrollo de sus vacunas, pese a las advertencias de la comunidad científica.

De esta forma, cuando Moscú hizo saber en agosto de 2020 que había llamado Sputnik V a su vacuna no fue difícil entender el mensaje. En 1957 la Unión Soviética (URSS) ya ganó la carrera espacial con el satélite Sputnik y esta vez no iba a ser diferente. Por su parte, China compite en la carrera por la vacuna a través del laboratorio SINOVAC, que es el principal competidor del dúo británico Universidad de Oxford-AstraZeneca. También destaca el trabajo de los centros de investigación chinos Sinopharm, Instituto Biológico de Wuhan y CanSinoBIO.

Estados Unidos, Alemania, Reino Unido:

Frente a los actores no-democráticos, Estados Unidos, Alemania y Reino Unido compiten entre sí, pero también buscan actuar como muro de contención, demostrando que occidente puede poner fin a la pandemia de COVID-19. Moderna, la Universidad de Oxford, AstraZeneca, Pfizer o BioNTech son algunas de las instituciones compitiendo por encontrar la vacuna. Detrás de estas iniciativas hay gran esfuerzo del bloque occidental por no dejarse expulsar del tablero internacional.

El bloque está liderado por EE. UU., que ha dedicado más de 5.000 millones de dólares para incentivar a las farmacéuticas a producir más vacunas en Norteamérica que en cualquier otro sitio. Esto demuestra la falta de solidaridad que existe entre las potencias occidentales, hasta cierto punto agravada por la política proteccionista de la administración Trump. El presidente estadounidense ha retirado a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, y rechazado formar parte de COVAX, una iniciativa multilateral para conseguir la vacuna. Para Trump es fundamental generar una opinión pública positiva en torno a su gestión del virus de cara a las elecciones presidenciales de noviembre 2020.  Durante la pandemia, las potencias occidentales han exacerbado su proteccionismo, dejando de lado el multilateralismo que llevaban por bandera. El discurso de la globalización ya se tambaleó al principio de la pandemia con la adquisición de respiradores y mascarillas, y ahora, aunque la Unión Europea hace lo posible por aunar esfuerzos, no parece no ser diferente.

Conclusión

En conclusión, la carrera por adquirir la primera vacuna efectiva contra la COVID-19 se está convirtiendo en una batalla geopolítica, que va mucho más allá de lo sanitario, protagonizada por dos bloques ideológicos claramente definidos y con intereses opuestos. Mediante esta, las potencias buscan reivindicar su influencia respecto al resto: unas buscando un cambio en el paradigma hegemónico de las relaciones internacionales y otras, por el contrario, intentando resurgir el bloque occidental y liberal, debilitado por el populismo y por el avance chino.


SUSCRÍBETE A 3MINS TV EN YOUTUBE

ÚLTIMAS NOTICIAS

SIMILARES

Sony presenta el mando de la PlayStation 5

Sony publica en su página oficial el 'DualSense', el nuevo mando de la próxima PlayStation (que se...

EEUU acusa a China de hackear información sobre su vacuna

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos asegura que empresas del país que trabajan en el...

La sepia supera un examen de inteligencia diseñado para niños

El Laboratorio de Biología Marina (MBL, por sus siglas en inglés) realizó un estudio en el que...

Apple redobla sus esfuerzos para tener listo su propio motor de búsqueda

Apple redobla sus esfuerzos para desarrollar su propio motor de búsqueda para competir con Google y predeterminar...

Un iceberg amenaza con colisionar contra la mayor reserva de pingüinos

El iceberg más grande del mundo, desprendido en 2017 de la Antártida, amenaza con colisionar contra el...

Un meteorito más antiguo que la Tierra encontrado en el desierto del Sahara

Investigadores de la Universidad de Bretaña Occidental encontró en el desierto del Sáhara un meteorito más antiguo...

Inditex (Zara) reporta sus primeras pérdidas desde su salida a bolsa

Inditex (el grupo español propietario de las marcas Zara, Pull & Bear y Bershka, entre otras) reporta...

ATENTO FALLIDO: el presidente de Ucrania habría sobrevivido a tres atentados esta semana

Según un nuevo informe, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky sobrevive al menos tres intentos de asesinato...